El tour de la muerte: Chernobyl I

Desde muy chico supe que quería viajar. No importa a donde. Y veía en el mapa, o leía de ciertos lugares y más ganas de viajar me daban. Clásicos, como Paris, New York o Londres, y algunos no tanto, como India o Rusia.

Siendo #teamEuropa y #teamInvierno, desde hace un tiempo cuando llega el verano aquí pensamos a donde rajar, si es Europa mejor porque hace frio. Y un día veo un Twitter un video hecho con un drone en Chernobyl, uno de esos lugares que me quedo grabado al haber leído su historia trágica. Y le digo a mi novia: Vamos? Se venía el verano asi que era la oportunidad para rajar al frio.

No teníamos muchos días, menos de 10, y mirando el mapa, Kiev no estaba cerca de muchos lugares como para complementar. Todos los blogs que visitábamos hablaban de lo complicado que era manejarse si no se hablaba el idioma. Tampoco hay muchos vuelos, lo cual hacia la cosa más difícil. Finalmente nos decidimos por Cracovia, la conexión Kiev-Frankfurt-Cracovia no era tan dolorosa y era bastante accesible. Asi fue que empezamos a buscar hoteles y ver cómo hacer la excursión a Chernobyl. Encontramos la página www.tourkiev.com y nos decidimos por ellos. 100 dólares la excursión, mas 8 por el almuerzo y 10 del contador Geiger para medir la radiación. Compramos.

Llegamos a Kiev temprano a la mañana después de un viaje larguito (somos sublos como la amiga @Floxie10 asi que nos costó unas vueltas: Buenos Aires-Dallas-Philadelphia-Frankfurt-Kiev)

Nos alojamos en un hotel en un segundo piso de un edificio típico soviético. Básico, pero bien ubicado y regalado: 20 dólares la noche. Todo es barato en Kiev, varias veces pensamos que estábamos haciendo mal la conversión porque no lo podíamos creer. Pintas de cervezas, salmón, caviar y varias delicias mas y la cuenta apenas pasaba los 10 dólares, dos personas. El desayuno no llegaba a dos dólares. La cerveza más cara, menos de 2 dólares. El resumen de la tarjeta tenía dos o tres cargos de mas de 10 dólares.

Pero todo esto era la yapa. Lo principal era Chernobyl. La excursión se hace los sábados nada mas, a veces agregan algún día mas. Tenes que pagar antes obviamente y mandar la información del pasaporte porque se pasan varios controles. A las 8AM nos encontramos con Igor en la puerta del hotel Kozatskiy, en la Plaza de la Independencia. Nos controló los pasaportes, nos cobró la parte que faltaba y arrancamos las dos horas en combi. Allí nos mostraron un video con la historia de Chernobyl y Prypiat y nos contaron que durante el tour íbamos a recibir menos radiación que en vuelo de 7hs. Raro.

Fuimos pasando controles y llegamos a la ciudad de Chernobyl, donde hay gente que sigue trabajando, de hecho en la combi llevamos a un trabajador. La ciudad igual esta casi vacia. La gente que trabaja alli trabaja un mes y no vueve por dos meses.

Una corta parada y seguimos viaje hasta Prypiat. Increible. La ciudad fue evacuadad en dos horas. Algunos dicen que ciertos objetos fueron acomodados prolijamente para aumentar el morbo, puede ser. Visitas un restaurante, un jardin de infantes, una escuela, la pileta, el parque de diversiones que nunca llego a inaugurarse, y en uno de los edificios Igor pregunto si queriamos subir a la terraza. Fue obvia la respuesta. El dia frio y gris hizo el resto. El contador Geiger no dejaba de chillar. Dicen que la radiacion maxima que se puede recibir sin afectar la salud es de 2 (no me acuerdo la unidad de medida). El contador por momentos llego a 30. Era una orquesta de ruidos.

Luego de caminar por la Lenin Street de Prypiat volvimos a la combi y fuimos al reactor. Llegamos hasta el pie. Nos mostraron el nuevo sarcofago que ya esta en uso. A pesar de todo esto, Prypiat no va a ser habitable por miles de años.

Volvimos a Chernobyl a almorzar. Los 8 dolares incluyeron la tradicional sopa borsch, salmon, caviar y varias delicias mas. Con un poco de modorra subimos a la combi a emprender el regreso. Un control policial mas, un control de radiacion (si te suena te tenes que quedar o tirar la ropa) y vuelta a Kiev.

Valió cada centavo, es entretenida, mucha historia, obviamente algo de morbo pero super interesante.

 

Finalmente de Kiev salimos a Cracovia, pero eso es otro tema. Alli nos esperaba Auschwitz y algunas cosas mas. Mi suegro tenia razon, fue un “tour de la muerte” este viaje.

 

Saludos y gracias por dejarme compartir.


 

Por @_Santiagol_

Relacionados

Volando a Madrid con TAP Portugal En este post les doy mis impresiones sobre el vuelo de TAP Portugal, porque cuando compré los pasajes no encontré casi i...
Consejos para comprar vuelos baratos (mitos y verd...   ¿Cómo comprar vuelos baratos? Es lo que todos queremos saber… Lo cierto es que no hay u...
Viajando a Orlando: auto, hotel, aplicaciones y so... En Mayo del 2016 American Airlines tuvo uno de esos *“errores” *de los que  hablo en el post sobretips para conseguir vu...
Laos: El lugar natural más increíble que conocí en... Tenía contratado una excursión de todo el día para cavernas, ver un campamento de elefantes y terminar en unas cascadas....
@_Santiagol_

@_Santiagol_

@_Santiagol_

Entradas Recientes de @_Santiagol_ (Ver todas)

Por | 2017-04-28T12:13:53+00:00 abril 28th, 2017|#BloggeroQV|3 Comentarios

3 Comentarios

  1. Marisol 28/04/2017 en 12:29 - Responder

    Excelente!! Uno de los mejores viajes de mi vida y súper bien redactado por _@Santigol_

  2. Marce Viajera 30/04/2017 en 18:57 - Responder

    Que excelente relato. Eso es lo bueno de ser viajeros. Estas experiencias duras también cuentan. Creo que Chernobyl nos dejó marcado a muchos. Sobre todo por el hermetismo de la Cortina de Hierro.

  3. Sol 02/05/2017 en 13:17 - Responder

    Muy bueno el post!! No sabia de la existencia de este tour ! No me animaría a hacerlo pero muy interesante !!

Deje su comentario