Mis 10 razones para visitar Estados Unidos

Días atrás Quiz desafió a su #ComunidadQV a escribir por qué hay que visitar ciertos países. Me ofrecí con Estados Unidos, que si bien conozco varias de sus grandes ciudades, aún me faltan muchísimas más. Ni que hablar que tengo pendiente de conocer parques nacionales o pequeños pueblos.

Para sacar mitos, EEUU es mucho más que una sociedad de consumo. Es un país con increíbles paisajes, grandes y bellísimas ciudades, que ofrecen variedad de museos, para todos los gustos, desde tecnología, a arte, pasando por su rica historia.

Arranco mis razones aunque hay más:

1- Ciudades:

En el caso de los argentinos el orden de visita es Miami, Orlando y Nueva York, pero aconsejo a mis compatriotas que Estados Unidos es mucho más. Y eso que soy TeamNY, viví en Manhattan entre los años 2004/2005. NYC siempre será mi segunda casa. Trato de visitarla siempre que puedo, pero la realidad es que no tengo el tiempo ni el dinero para vivir viajando y quiero conocer muchos destinos en el mundo.

Recomiendo salir de la zona de confort de solo visitar lugares que ya conocemos de EEUU, que nos gustaron o sentimos cómodos, porque la realidad es que seguramente disfrutarán de muchos otros destinos del país del norte.

Miami, Orlando son ideales para playa, parques (no solo Disney, también la NASA es un imperdible a una hora de Orlando). La Florida ofrece ciudades como Aventura, Hollywood, Fort Lauderdale, Palm Beach (meca de millonarios) así como Tampa, Fort Myers, Naples del lado de la costa del golfo de México, una zona imperdible para un buen roadtrip.

Nueva York es el ombligo del mundo, cosmopolita, culta, arte, moda, gastronomía, museos, parques, historia y hasta barrios que parecen quedados en el tiempo entre tanto rascacielos aunque no lo crean. También recomiendo conocer diferentes lugares del Estado Nueva York. O su vecino Estado de Pennsylvania donde se encuentran Los Poconos, una cadena de montañas a dos horas y medias de Manhattan. Pensilvania es una de las trece colonias inglesas originales. Territorio con campos de cultivo y parques nacionales entre bosques y montañas. Filadelfia, la ciudad más grande del estado, exhibe su rica historia en el Independence Hall (el lugar donde se firmaron la Declaración de Independencia y la Constitución estadounidenses) y la Campana de la Libertad, un símbolo de la libertad del país.

No muy lejos se encuentra Washington DC, capital del país, ordenada y prolija. Ciudad con estatuas y monumentos conmemorativos, enormes museos que son gratuitos, con barrios históricos y por supuesto la Universidad de Georgetown.

Salto un poco a la Costa Oeste donde, a mi gusto, se destacan San Francisco y San Diego. Los Ángeles para algunos tiene mala prensa, pero yo la encuentro una ciudad con muchas opciones. Playas (Santa Mónica, Venice Beach, Manhattan Beach), lugares como el Observatorio Griffith,  uno de los observatorios astronómicos más famosos del mundo y que ofrece las mejores vistas de Los Ángeles.

San Diego me pareció hermosísima. El Old Town San Diego es un viaje a los orígenes e historia de California, el Balboa Park es considerado el parque urbano más grande del país, que alberga museos así como teatros, bares y restaurantes. Coronado Beach donde está el famoso Hotel Coronado (en los parques de Walt Disney World de Orlando encontramos al hotel Disney’s Grand Floridian Resort inspirado en éste). Y lógicamente la playa La Jolla, imperdible lugar.

San Francisco una ciudad montañosa rodeada por el Océano Pacifico, con su muy mencionada Bahía de San Francisco. El Puente Golden Gate, un icono y postal de la ciudad, el Golden Gate Park, Fisherman’s Wharf, Lombard Street (esa calle zigzagueante), la prisión de Alcatraz, o cruzar el puente Golden Gate para visitar Sausalito.

De Chicago solo tengo buenas referencias. Para algunos es más linda que Nueva York. No la conozco, pero mi marido que viajó por trabajo volvió encantado con la ciudad. Unas ciudades que no se piensan como destino son Dallas, pero en viaje desde Los Ángeles decidimos quedarnos dos noches allí antes de seguir la conexión a Buenos Aires. Claramente en Dallas, todo lo relacionado al asesinato de JFK es digno de visitarse. Boston, Seattle, Nueva Orleans, Las Vegas, Portland son algunas de las grandes ciudades que valen la pena visitar. Siempre hay más. Y sobre todo en esos pequeños pueblos con encanto.

 

2- Paisajes – Parques Nacionales:

Algunos de sus parques más visitados son Gran Cañón del Colorado en el Estado de Arizona, Yosemite National Park (California), Yellowstone National Park (ubicado entre los estados de Wyoming, Montana e Idaho, conocido por su colección de espectaculares géisers y fuentes termales), Rocky Mountain National Park se encuentra cerca de Denver (Colorado) y Zion National Park localizado en el Estado de Utah, entre la meseta del Colorado, la Gran Cuenca y el desierto de Mojave, una joya geológica cuenta con coloridos cañones y precipicios únicos.

 

3- Accesibilidad / Movilidad reducida:

País preparado con rampas, escaleras mecánicas, ascensores en lugares públicos como aeropuertos, puertos, así como hoteles, shoppings y las veredas con sus rampas. En los hoteles suelen ofrecer al menos una habitación adaptada para discapacitados. Hago mención especial al subte de NYC que no está preparado, le falta mucho trabajo para que sea accesible a personas con movilidad reducida, embarazadas, cochecitos de bebés.

 

4- Tecnología:

Estados Unidos es pionero en la investigación científica y la innovación tecnológica desde el siglo XIX. Alexander Graham Bell con su teléfono, Thomas Edison con el fonógrafo, en  1903 los hermanos Wright con el primer vuelo propulsado en su aeronave, demuestra que es​ uno de los países a la vanguardia tecnológica. País con convenciones, congresos varios, nos muestran los últimos adelantos. En Seattle se puede visitar la planta de Boeing, así como en Florida a la NASA (meca de la tecnología aeroespacial  junto con mucha historia), en Washington DC se destaca el famosísimo Museo Nacional del Aire y el Espacio. No hace falta mencionar la posibilidad de comprar de todo, los productos Apple a la cabeza.

 

5- Cultura – Arte – Museos –Historia:

Estados Unidos no es solo un país de consumo y tecnología. Hay un gran preconcepto en algunas personas. He leído y escuchado frases como “no iría a EEUU”. Ese preconcepto se esfuma inmediatamente incluso en Miami que tiene lugares como Vizcaya Museum o Wynwood Walls, ambos imperdibles. En la culta Washington DC, el Instituto Smithsoniano, centro de educación e investigación posee un complejo de museos como el ya mencionado Museo Nacional del Aire y el Espacio (avgeek alert), el Museo Nacional de Historia Natural, Museo de Historia Americana, y puedo seguir mencionando.

6- Rutas / Aeropuertos – Conectividad:

Estados Unidos es conocido como el país que se conectó con una red de autopistas en la posguerra, que nunca para de crecer. Tanto en Florida como en California (en Los Ángeles es realmente impresionante) vemos varios rulos, niveles y salidas a otras rutas internas, ni que hablar contar seis carriles por mano. Claramente se replica el modelo a lo largo y ancho del país. Por eso en la era pre GPS era mi fácil perderse. Bajar mal de una salida significaba unos cuantos kilómetros hasta retomar el camino. No importa cuando viajen ni a qué ciudad, verán autopistas en obra. El desarrollo de la industria automotriz fue de la mano de las autopistas. Similar es la conexión aérea. En un mismo Estado, a pocos kilómetros de distancias encontramos aeropuertos. Ejemplo: Miami y Fort Lauderdale distan entre sí menos de 50 kilómetros. Obvio el aeropuerto de Miami es el que conecta al Estado de Florida con toda América, Asia, Europa, pero el de Fort Lauderdale además de vuelos de cabotaje tiene vuelos a América Latina. O la propia Nueva York tiene dos aeropuertos como John F. Kennedy, y La Guardia sumando a Newark, en New Jersey, pero sirve a Nueva York. Es por esto que en EEUU no vemos muchos trenes interurbanos, de alta velocidad, porque justamente el transporte por excelencia para distancias medias y largas dentro del país es el avión. De todos modos, Amtrak cubre todo el país y según sus rutas hay muy buenas opciones para moverse.

 

7- Gastronomía:

Hablar de “cocina norteamericana tradicional” parece difícil. Asociamos su comida a la hamburguesa, el Hot Dog y las french fries (papas fritas). Es decir, básicamente al fast food. Además de las hamburguesas sus clásicos son el Apple Pie (pastel de manzana), comen mucho “turkey” (“pavo” se lo puede degustar en distintas recetas, siendo la estrella del Día de Acción de Gracias con salsa de arándanos)

A la cocina de EEUU no la podemos comparar con la excelencia de la gastronomía española, italiana o francesa.  En Estados Unidos comeremos una variada mezcla de otras gastronomías, gracias a la inmigración de Europa y Asia principalmente. La comida definida como “autóctona” quizá sea la gastronomía de los indígenas pero casi no la conocemos. El resto es una fusión de diferentes culturas gastronómicas. Por ejemplo, hay mucha influencia de México en la gastronomía, ese mix TEX –MEX tan sabroso. También de China, la India, de Medio Oriente han influenciado mucho.

 

8- Clima:

Para todos los gustos!! Por la dimensión del país, no solo están las cuatro estaciones sino que dentro de una misma estación el clima es totalmente distinto. Ejemplo en pleno invierno en ciudades del norte como Nueva York, Chicago, Minnesota, Boston por mencionar algunas el clima será varios grados bajo cero, grandes nevadas que generan la cancelación de vuelos, bloqueo de rutas y suspensión de clases mientras en los estados del Sur, como por ejemplo Florida se puede estar en la playa, incluso meterse al mar o la pileta.

 

9- Respeto:

El pueblo norteamericano no es cálido, al menos como los argentinos que saludamos con un beso a casi todos, charlamos mucho, abrazamos, somos amigueros, pero sí son muy amables, atentos y serviciales. Siempre tratando de ayudar, la palabra “Help” es un clásico. Recuerdo mi primera visita a EEUU en el año 1993, previo a internet o GPS, siendo que nos perdíamos a la salida de Disney en las autopistas siempre nos ayudaron en estaciones de servicios brindando indicaciones.

 

10- Shopping:

Vamos al consumo del que tanto se habla. Sí, hay muy buenas ofertas, verdaderas rebajas, hasta el 90% off. En la meca del capitalismo y del consumismo obvio que vale la pena ir al shopping pero no abusar. De un lugar lo que nos llevamos son los lindos recuerdos por haber conocido ese destino.

Las liquidaciones de temporada son un clásico, así como sus outlet y dentro de éstos el sector de clearance (descuento del descuento). Un tip, para fechas patrias o el Día de Acción de gracias hay grandes descuentos, pero también mucha gente en los gigantescos malls. Si tienen poca paciencia, eviten ir ese día. De todos modos, los días previos o posteriores al feriado mantienen descuentos interesantes.

 

Espero que tengan en su radar viajero a Estados Unidos como destino. Como empecé diciendo, no necesariamente a Miami. Si les gusta la historia, los museos, el arte y la tecnología no se arrepentirán de elegir a diferentes del país para visitar.

 

Y a seguir viajando amigos!!!

 

Por @ViajarSiempre 

 

Relacionados

Lugares imperdibles en la Costa Oeste Para aquellos amantes de los viajes y del país del Tío Sam, visitar la Costa Oeste, es casi un destino obligado. Antes ...
Carmel o Monterey: ¿dónde conviene alojarse? Hace poco estuve en la Costa Oeste de Estados Unidos y uno de los imperdibles es la zona de Carmel by the Sea (más conoc...
Una ruta espectacular por el Far West partiendo de... Lo "normal" cuando viajamos a la Costa Oeste de Estados Unidos es hacer el triángulo Los Ángeles - San Francisco - Las V...
Viajar con mi papá "Viajar con mi papá" Por QuizViajero   A mi papá le encanta el arte, la música clásica, la historia, recorrer...
@ViajarSiempre

@ViajarSiempre

@ViajarSiempre

Entradas Recientes de @ViajarSiempre (Ver todas)

Por | 2018-09-12T14:49:10+00:00 septiembre 12th, 2018|#BloggeroQV, #DestinosQV, América, Estados Unidos|Sin comentarios

Deje su comentario